En la Ribera podrás respirar y sentir más de dos mil años de historia, el gran patrimonio artístico de la zona nos traslada a tiempos inmemoriales de vacceos, romanos y señores feudales.

Disfruta del silencio que se encuentra dentro de nuestras iglesias y monasterios, testigos mudos de los singulares acontecimientos históricos, que te harán sentir una atmósfera única.

Emplazamientos como Clunia, Caleruega, Peñaranda de Duero o La Vid, salen al paso ofreciendo los secretos del pasado, la grandeza de sus monumentos y la belleza de su entorno.